Curiosidades del parque central de Manzanillo.

Resumen: Notas curiosas del parque Carlos Manuel de Céspedes.


Por: Delio G. Orozco González.

El actual parque Carlos Manuel de Céspedes obtuvo su nombre por acuerdo del Ayuntamiento el 21 de diciembre de 1898, fecha en que se decidió cambiarle el de Plaza de Recreo por el que actualmente ostenta. El parque no es rectangular, sino irregular; o sea, tiene diferentes dimensiones por sus cuatro lados y estas son sus medidas:

Por Maceo mide 100.13 metros.

Por Masó mide 98.03 metros.

Por Martí mide 73.30 metros.

Por Merchán 70.30 metros.

También en esa fecha se le cambió la gracia a las cuatro calles que lo circunvalan, de modo que Real comenzó a llamarse Martí (tal vez la primera calle que se llamó Martí en Cuba); Salas pasó a ser Maceo; Valcourt iniciaba su tributo a Merchán, mientras que Isabel Segunda dejaba de tener una nomenclatura regia para homenajear a quien debió ser el primer presidente de la República en Armas: Masó.

Los bustos de los patricios que flanquean las cuatro esquinas, fueron inauguradas el 20 de mayo de 1925 y cada uno mira a la calle que le da nombre, además, el tráfico va hacia ellos.

Busto de Antonio Maceo en el parque Céspedes.

Busto de Martí en el parque Céspedes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Busto de Bartolomé Masó en el parque Céspedes.

Busto de Rafael María Merchán y Pérez en el parque Céspedes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las esfinges están hechas en piedra arenisca, traidas directamente desde Barcelona y están orientadas hacia los puntos cardinales. La de la esquina de Martí y Maceo declara el Este, la de Masó y Merchán apunta al Oeste, la de Martí y Masó al Sur y la de Maceo y Merchán al Norte, por cierto, esta última tiene un grado de desviación hacia la izquierda.

Esfinge de inspiración griega en el parque Céspedes.

 

 

Esfinge de inspiración egipcia en el parque Céspedes.

 

 

 

 

 

 

El apellido de los cuatro patriotas empieza con M: Martí, Maceo, Merchán y Masó, el de la ciudad tambien empieza con dicha letra.

Tomado de: Enciclopedia Manzanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *