El escudo de Manzanillo.

Resumen: Acta de descripción y explicación del escudo con todos sus significados y alegorías.

SOBRE EL ESCUDO DE ARMAS.- En la supradicha población del Manzanillo a los catorce días del mes de abril del mismo año de mil ochocientos treinta y dos, el Sor. Jefe Comisionado a efecto de llenar la parte que pide la Real Carta acordada por el Supremo Consejo de Indias, referido al Escudo de Armas que debe servir de distintivo a esta Población, luego que halla constituido su jurisdicción y gobierno propio; dicho Sor. deseando consignar en él, por medio de emblemas alegóricos, todo cuanto pueda proporcionar gloriosos recuerdos a sus habitantes, que sirvan a la vez de honroso estímulo a sus sucesores; y después de consultado con varios individuos antiguos de esta comarca, y examinada la historia de ella, especialmente en la parte que tiene relación con la distinguida defensa que su corto vecindario, entonces, hizo el ocho de octubre del año mil ochocientos diez y nueve, repeliendo la agresión de unos corsarios armados por los disidentes venezolanos, preparados al efecto con tropa de desembarco; y lo que en veinte y nueve de abril del año mil seiscientos cuatro hizo este pueblo en obsequio de su Soberano, y del honor Español, salvando a su Prelado el Sor. Obispo Don Fr. Bartolomé de las Cabeza, cuyo señor hallándose en la visita de la hacienda de Parada en compañía de Fr. Diego Sánchez y el canónigo D. Francisco de la Puebla, el Prelado fue preso por el Capitán Filberto Sinon señor de la Ponfiera que mandaba una balandra francesa: llevó al obispo descalzo y maniatado a su buque que tenía anclado en esta ensenada y le mantuvo a su bordo ochenta días; a cuyo tiempo el Capitán Gregorio Ramos y otros vecinos del Bayamo, y por consiguiente de este punto, lo rescataron por mil cueros, cien arrobas de carne y doscientos ducados, y después de tener asegurado a su Prelado, pasaron por la punta de sus jerrones a veinte y seis franceses entre ellos a Filberto, cuya cabeza llevaron por trofeo al Rdo. Obispo: en consecuencia propone el referido Señor los dos escudos que a continuación se insertan, constando el primero de tres cuarteles: en el superior y solo se haya colocada la Purísima Concepción como Patrona tutelar de la población simbolizando al mismo tiempo la religión: en el izquierdo inferior se presenta un robusto brazo con una llave que divide a este cuartel de su correspondiente de la derecha; por debajo del brazo se ve la batería haciendo fuego a un Bergantín y más abajo una oveja acostada: el brazo en alusión al valor a acreditado por el combate contra la Goleta disidente en el año de mil ochocientos diez y nueve, y lo referido acaecido en el de mil seiscientos cuatro: la llave acredita ser esta rada la seguridad de todo el litoral Sur de esta Provincia, y la oveja la obediencia probada de sus habitantes, En el cuartel de la derecha se presenta un panal de abejas para manifestar la industria, y las partes inferiores de ambos cuarteles regadas de una campiña poblada de plátanos, tabaco y caña, presentan las producciones principales del país.-El segundo escudo se halla dividido en cuatro cuarteles distribuidos en ellos todas las alegorías del primero en la forma que en el mismo se explican, considerando este preferible al otro por hallarse más aprovechado su espacio y presentar una perspectiva mas propia del objeto: en cuya virtud dispuso el mismo Sor. Jefe Comisionado se extendiese por diligencia que firmó, de que atestamos.=Salas=de asistencia=Antonio María Estrada=Domingo Segrera.

Tomado de: Enciclopedia Manzanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *